Beneficios de comer carne

Carne de vacuno a la brasa

Fuente: Nutritelia.com

La carne ocupa un lugar muy importante en la alimentación. Cuando se habla de carnes rojas hacemos referencia a las de vaca, buey, toro, caballo, caza y las vísceras como hígado, riñones o corazón, mientras las carnes blancas son las de pollo, pavo, o conejo, considerando que el cordero y el cerdo son rojas o blancas de acuerdo con la edad, alimentación y parte de la canal; en el cerdo el solomillo se considera como carne roja y el lomo blanca, mientras el cordero pascual es roja y el lechal y ternasco son blancas.

En nuestro país se consumen principalmente vacuno, lanar, cerdo y pollo y con menos frecuencia conejo, cabra y caza, sin olvidar que el nivel de exigencia sobre las propiedades sensoriales y la calidad de las carnes es cada vez mayor en lo que hace referencia al color, jugosidad, terneza y sobre todo “flavor” o sensaciones gustativas. De todos sus componentes destacan las proteínas porque su contenido en aminoácidos es de alto valor biológico, la grasa es el nutriente en que se observan mayores diferencias, no sólo entre especies, sino también según la región de la canal, las rojas tienen más grasa y sobre todo más grasa saturada.

El pollo tiene menos grasas y como la mayoría están en la piel, se quitan con facilidad; contienen mucho hierro muy asimilable, destacando las rojas y en relación a la dieta, ningún alimento suministra tan elevado nivel biodisponible como estas carnes, y destaca la de caballo con 4 mg. cada 100g., las vísceras que alcanzan 10 mg. y las de caza que pueden llegar a 20 mg., mientras las carnes blancas están en 1,5 mg. por 100g.; en cuanto a las vitaminas destaca el grupo B y según estudios las carnes proporcionan casi el 70% de la B12 y en algunas dietas occidentales el 96% de la B6; la jugosidad y paladar que aporta la grasa a las carnes rojas hacen que resulten más sabrosas que una pechuga de pollo blanca distinguida.

La carne en su justa medida

¿Inconvenientes? Las carnes rojas, si se toman en exceso pueden causar problemas de purinas y gota, obesidad, síndrome metabólico y problemas cardiovasculares por sus grasas saturadas. Por ello, la SENC (Sociedad Española de Nutrición Comunitaria), recomienda 2 – 3 raciones a la semana, mejor carne blanca, y carnes rojas de forma ocasional 2-3 veces al mes. Las recomendaciones aconsejan tres raciones de carne de 100-125 gramos a la semana, en lo posible magra.

El Cerdo, la carne por excelencia

Cerdo en el campoDe siempre hemos oído que “del cerdo, hasta los andares” en referencia a que de este se animal se aprovecha todo, desde el morro al rabo, todo tiene su plato en el recetario popular. Por algo ha sido la carne mas consumida en nuestro país durante muchos años.

Del cerdo aprovechamos un 60% de lo que del animal se obtiene para consumir en fresco, y el resto se utiliza para elaborar productos como embutidos, salazones, etc… con idea de que estén bien conservados en el futuro. A lo largo de la historia, la carne de cerdo ha sido apreciada por su aporte de proteínas y grasas a la alimentación. Es una animal relativamente fácil de criar y que aportaba una buena reserva de alimento para todo el año en forma de jamones, chorizos, salchichones….

Pero la pregunta que muchos os hacéis en la actualidad ¿Es buena la carne de cerdo para la salud?.

Solomillo de cerdo de El Pabellón de la Carne

Se dice que es una carne muy grasa, que no es recomendable para ciertas edades, … pero nada mas lejos de la realidad. La composición de la carne de cerdo esta sobre 55-60% de agua, 18-20% de proteínas, 25% de grasa como media, hay trozos menos grasos y otros como el tocino que tienen grasa a un 70%. Es una buena fuente de acido oleico (el del aceite de oliva tan beneficioso) y contiene un 0,07% de colesterol, muy similar al de otras carnes como la de pollo.

Dejemos de “demonizar” la carne de cerdo que en su justa medida es tan saludable como el resto de carnes, y  aporta muy buenos nutrientes a nuestro organismo, sobre todo en los jóvenes y adolescentes que esta en pleno crecimiento. Pero no os olvidéis que en la variedad esta el equilibrio.

Que prefieres en Navidad ¿Cordero o Cabrito?

Cordero asadoQuien disfruta en Navidad de una buena carne asada, seguro que alguna vez habrá dudado entre el cordero o el cabrito, dos carnes similares pero tan diferentes a la vez. Los lechales, bien sean corderos o cabritos, son los que tienen la carne mas blanda, mas jugosa, pero los de un poco mas edad, son los que ganan en sabor perdiendo un poco de ternura.

La pregunta es ¿en qué se diferencian?. En la cantidad de grasa en la carne y en la peculiaridad del sabor, que es un concepto muy personal, por lo que cada uno habra de comprar para decidir cual es su carne preferida. Según Consumer “la carne de cabrito lechal tiene un alto contenido en grasa, concretamente de un 7%, pero el cordero posee un 15%. Esta, sin embargo, es muy fácil de eliminar antes o después de cocinar, ya que se acumula alrededor de las vísceras y debajo de la piel. De esta forma, se reduce considerablemente el aporte de grasa saturada, colesterol y calorías. En cambio, en la carne de cabra (del animal adulto) contiene el doble de grasa que el cabrito lechal y resulta más dura y menos sabrosa, por lo que su consumo está poco extendido.“ 

Resumiendo, la carne de cabrito es menos grasa y de un sabor mas intenso, y la de cordero tiene un sabor mas suave y en mas jugosa. De todos modos, con cualquiera de las dos disfrutareis de un buen asado en estas fiestas.

Curiosidades de la Navidad

La Navidad es una de las épocas mas intensas gastronomicamente hablando, y en la que se han producido muchas situaciones e historias curiosas, aquí os dejamos algunas…

“POR CARNAVAL LACON Y EN NAVIDAD, CAPON”

Capón asadoEn la Edad Media había una gran afición por el capón, entre otras cosas porque el Concilio de Aquisgrán –convocado por Carlomagno en el año 817– estableció que, al tratarse de animales castrados, no se rompía la abstinencia de carne. Estos animales se alimentan a base de pequeñas croquetas de maíz, patata y castañas cocidas (amoado). Así, hasta que adquieren un peso de unos seis kilos al momento del sacrificio. Después de todos estos cuidados su carne es tierna, fina y sabrosa, todo un manjar para disfrutar.

LA CESTA DE NAVIDAD

Cesta de NavidadTiene su origen en la antigua costumbre de los aldeanos de regalar alimentos a las personalidades del pueblo –médico, sacerdote y maestro–, que transportaban en un cesto. Al comenzar la migración a las ciudades continuó el hábito y se extendió transformándose en un agasajo común a clientes o amigos. Durante los años 30, en Barcelona, ya se celebraban exposiciones anuales de cestas navideñas.

LAS UVAS DE LA SUERTE

Uvas de la suerte nocheviejaSe cree que la tradición de las 12 uvas de Fin de Año tuvo su comienzo en el año 1909, cuando una cosecha desmesurada produjo un tremendo excedente. Ante la mala coyuntura, los viticultores les dieron salida aprovechando que siempre habían sido consideradas frutas de la buena suerte. Otra hipótesis mantiene que esta costumbre, única de España, tiene su origen en la ancestral costumbre judía de compartirlas con el visitante para agasajarle y recordar los buenos ratos compartidos con él. 

ROSCONES DE REYES

Roscón de ReyesSobre su origen no hay el más mínimo consenso. Una de las versiones de corte aristocrático atribuye su creación al repostero aragonés del rey francés Luis XV. Este, con ocasión de una grandiosa comida en época navideña con otros monarcas, le pidió que creara un postre especial. El baturro ideó este bollo en el que, de acuerdo con los deseos regios, introdujo como sorpresa una moneda de oro acuñada para la ocasión. Lo llamó “rosca de reyes”.
Otra versión mantiene que su origen es un pan en forma de rosca, que hasta principios del siglo XX en la mayor parte de España cada ama de casa llevaba un pan a la misa del gallo para que fuese bendecido; de vuelta a casa, comía una porción del mismo cada miembro de la familia. Actualmente se sigue manteniendo la costumbre de introducir un haba o un pequeño regalo en la masa, no ya como símbolo de la suerte… Al que le toca, paga el roscón.

BURBUJAS PARA LAS FIESTAS

Copas Champagne nocheviejaSegún la teoría más extendida, el champagne nació en el silencio de la abadía de Hautvillers (Épernay). Antecedente de los actuales enólogos, el monje francés Dom Pierre Pérignon (1638-1715) efectuaba mezclas con los mostos de aquella tierra, sin ningún valor. Fruto de estas combinaciones casualmente se produjo una segunda fermentación en la botella. El champagne estaba inventado.
En España José Raventós y Fatjó, de la familia Codorníu, elabora el primer cava en 1872, en sus bodegas de Sant Sadurní D’Anoia. Alfonso XIII lo puso de moda en la corte española.
El recipiente donde se bebe también tiene su historia. La leyenda señala que la copa abierta de champagne fue elaborada en porcelana con un molde del pecho de la reina María Antonieta… o de la Pompadour… o de madame Dubarry… Actualmente la copa tipo flauta está en retroceso y en su lugar los especialistas prefieren las copas tipo “burdeos” que permiten expandir y apreciar más los aromas de crianza de estos vinos únicos. 

ECHALE GUINDAS AL PAVO…

Pavo, un manjar en navidadO más bien ciruelas negras, orejones y piñones, la salsa típica de Navidad para acompañarlo si se hace asado. El pavo llegó a Europa desde América tras la conquista del Nuevo Mundo. Conocido en México como guajalote, al parecer fueron los jesuitas quienes, tras la conquista de Hernán Cortés, trajeron el ave a España. Fueron los monjes quienes se dedicaron a criarlo en sus corrales y, poco a poco, se convirtió en un importante sustituto del pollo (entonces muy cotizado y por ello considerado un gran lujo) o del pato típico de la Nochebuena. Desde España se extendió por toda Europa. El pavo asado a la madrileña, hecho con vino y tocino entreverado, es una receta clásica en la capital para la noche del 24. Se sirve acompañado de ensalada de escarola y granada.

UNA CENA DE NAVIDAD EN PALACIO

Cena en el palacioFrancisco Fernández de Montiño, cocinero del rey Felipe III, detalla como en 1611 fue el menu de Navidad servido en la Corte. Contenía 32 platos diferentes y nada ligeritos… Ollas podridas varias, pichones y torreznos asados, lechones con sopa de queso, azúcar y canela, empanadas de venados, ánades con salsa de membrillos, barbos fritos con tocino y picatostes… Como postres, todo tipo de frutas, bollos y requesón. En el Siglo de Oro los nobles rivalizaban en lujo y ostentación, organizando festejos cuyo costo era suficiente para hacer tambalear fortunas muy sólidas.

Un truco, ¿A que temperatura y cuanto tiempo hago la carne?

En casa hemos oído toda la vida que hagamos la carne a temperaturas altas, pero no siempre es así. Para las carnes, quien marca el tiempo al fuego es su calidad.

  • Temperatura y tiempo haciendo la carneLas carnes de calidad (carnes sin nervios, mas limpias) mantienen todo su sabor y su ternura si se hacen a fuego fuerte y durante poco tiempo.
  • Las carnes de menor calidad (presentan mas nervios, mas grasas,..), hay que hacerlas a fuego mas lento y durante mas tiempo para conseguir su mejor sabor y textura.

Dicho de un modo mas resumido:

  • Carnes de alta calidad – Alta temperatura y poco tiempo al fuego.
  • Carnes de menor calidad – Temperatura baja y largo tiempo al fuego.
Chuletón a la brasa

Consumo de carne hace más varonil a hombres

Carne a la brasa

Curiosa noticia la que nos ha llegado esta mañana:

El profesor Henk Rotgerber, de la Universidad de Bellarmine, declaró que los hombres consumen carne porque los hace sentirse más varoniles. Esto es así, al menos en los Estados Unidos, agregó. Otra de las conclusiones del estudio es que cuando los hombres comen carne en lugares públicos “corroboran su hombría a la vista de todos”.

Fueron encuestados 125 estudiantes de la Universidad de Bellarmine en el marco de una primera investigación y otros 89 en una segunda parte. El resultado arrojó que “la mayoría de los hombres comen carne con gran placer”.

Por último, según los sondeos, sólo un poco más del 4% de la población de España es vegetariana, por lo que el consumo de carne sigue siendo una costumbre muy extendida en la población.

Fuente: infobae.com

Inauguración de la nueva carnicería en Romo-Getxo

El Pabellón de la Carne en GetxoAyer, 20 de Noviembre, inauguramos nuestra nueva carnicería en Romo-Gexto, Bizkaia.

Carnicería de El Pabellón de la Carne en Getxo

El nuevo Pabellón de la Carne, es un local moderno pensado para hacer mas fácil la compra diaria y siguiendo la filosofía de siempre, “la mejor calidad, al mejor precio”.

Fuisteis muchos los amigos y vecinos que os acercasteis a conocer la carnicería y a ver nuestras ofertas y productos. Desde aquí agradeceros vuestra compañía y esperamos que disfrutaseis tanto como nosotros.

Una mención especial a Telebilbao, que vinieron a cubrir la inauguración de la carnicería y Lilian González entrevisto a Mikel y Miguel Olabarri, los fundadores de El Pabellón de la Carne.

Entrevista en Telebilbao El Pabellón de la Carne

Recordaros que desde hoy estamos abiertos al publico, los Miércoles  Jueves, Viernes y Sábados. Puedes ver los precios de la carnicería en www.elpabellondelacarne.com, incluso hacer tus pedidos, tanto para enviar a casa, como para pasar a recoger en carnicería, haciendo el pedido de un día para otro.

Seguiremos trabajando para que podáis disfrutar del mejor producto, de un gran servicio y de los mejores precios.

Aquí os dejamos algunas fotos de ayer.

¡¡Abrimos Carnicería en Romo-Getxo!!

El pabellón de la carne en Getxo

El próximo Miércoles 21 de Noviembre inauguraremos una nueva carnicería de “El Pabellón de la Carne” en Getxo, el la calle Gobelaurre Nº 29.

En esta nueva carnicería seguiremos con nuestra filosofía de siempre “la mejor calidad, al mejor precio”, ademas de ofrecer el mejor servicio para hacer su compra mas cómoda y satisfactoria.


Ver mapa más grande

Os invitamos a conocer vuestra nueva carnicería en Romo, Getxo, disfrutar de la mejor carne y del consejo de nuestros maestros carniceros.

Salsa para carne, trucos y consejos

Elaborar salsas en todo un arte y de su buena preparación depende el éxito de un plato. Existen muchos tipos de salsas para carnes, muchas recetas, pero a cada una de ellas le podemos añadir nuestro toque personal para hacerla diferente, darle un toque especial.

Entre las salsas de carne mas utilizadas esta la de vino. Se usa una reducción de vino tinto que obtenemos al calentar un buen vino, haciendo hasta que el agua y se vuelva consistente y con mucho cuerpo. A partir de aquí, podremos añadir todo aquello que nos resulte agradable combinar con la carne, especias, hierbas, dulce, picante, etc. según la carne con la que va a acompañar. Para las carnes rojas le van mas los matices picantes (pimentón, cayena, …), así como al cerdo le van mas los matices dulces (azúcar blanca, morena, miel…).

Aquí os dejamos algunas de las recetas de salsas mas comunes, sabrosas y fáciles para combinar con vuestras carnes.

Salsa Blanca para Carne

Salsa Blanca (Para carnes asadas)
1 Cebolla
50 gramos de manteca
50 gramos de harina de trigo
500 cc de caldo de carne
20 cc crema de leche

Para completar esta base:
Hongos, nuez moscada, pimentón, ….

Picamos la cebolla muy finamente y la sofreímos a fuego lento con los 50 gr de manteca. Cuando la cebolla se este pochando, añadimos los 50 gr de harina y lo removemos para que se integre la harina en la cebolla y la manteca. Una vez que este bien ligada la salsa, añadiremos poco a poco el caldo de carne mientras removemos y la crema de leche para que espese, según nuestro gusto. Miramos el punto de sal y lo corregiremos si es necesario.
A esta base le incorporaremos los ingrediente y potenciadores de sabor que mas nos gusten. Hongos, nuez moscada, pimienta, son algunos de los que os recomendamos, pero ahí entra vuestra imaginación.

Salsa Vinagreta para carneSalsa vinagreta: (Para estofados)
1 cebolla
1 ajo
1 pimiento verde
2 huevos duros
1 cucharada de mostaza
Aceite, Vinagre, Sal y Pimienta

Picamos la cebolla, el pimiento y los huevos. Ponemos todo en un bol y lo mezclamos bien. Añadimos mostaza al gusto y lo aliñamos con aceite, vinagre, sal y pimienta. Solo nos queda disfrutar de la carne. 

Salsa de Vino para CarneSalsa de vino: (para carnes asadas)
50 gramos de manteca
50 gramos de harina de trigo
500 cc de caldo de carne
500 cc de vino tinto

Ponemos en una cazuela la manteca y la harina a fuego lento, removiendo constantemente hasta que se mezclen bien, sobre unos 10 minutos. Añadimos el caldo cuando la salsa haya reducido y verteremos el vino tinto, subiendo el fuego y dejaremos que se reduzca removiendo de vez en cuando. Una vez este acabado, lo dejaremos enfriar retirando la grasa que se quede en la superficie y estará lista para disfrutar con una buena carne.

Salsa de queso para la carneSalsa de queso: (para carnes blancas)
200 gramos de queso
2 cucharadas de mostaza
Sal
Pimienta
Finas Hierbas

Ponemos los ingredientes en un bol y poco a poco los vamos moviendo hasta que queden homogéneos, que queden bien mezclados. Si el queso esta un poco curado, podemos reblandecerlo poniéndolo un poco al fuego y añadir el resto de ingredientes allí, así de esta manera la salsa quedara mucho mas completa de sabor. Recomendamos servirla templada, que este un poco fundida.

Salsa Agridulce para acompañar carnesSalsa agruidulce: (para carne de cerdo)
175 cc de Agua
125 cc de vinagre de vino
125 gr de azúcar blanca
3 cucharadas de tomate triturado
50 cc de caldo de pollo
1/2 cucharada de pimienta

Ponemos el azúcar y el vinagre de vino en una cazuela a fuego lento y removemos hasta que se calienten, entonces añadimos el tomate triturado, la pimienta y seguimos removiendo lentamente durante 3 minutos. Ponemos después el caldo de pollo y el agua, removiendo hasta que se mezcle todo. Dejamos reducir e iremos corrigiendo el punto de acidez a nuestro gusto con azúcar o vinagre, según lo que nos falte.

Carne Blanca vs Carne Roja

Pregunta carne blanca o rojaSeguís siendo muchos los amigos que nos preguntáis en la carnicería al respecto de estas carnes ¿El cerdo es carne blanca o roja? Es que el medico me ha dicho que coma carne blanca, ¿cual es mejor?. Vamos a intentar explicaros cada una de ellas para que acertéis en vuestra elección.

Carnes Rojas y Blancas de ternera y polloLa carne es un alimento habitual de nuestra dieta, una fuente de muchos de los nutrientes necesarios para nuestro organismo, pero como de todo alimento, ha de tomarse en su justa medida, unas 4 veces por semanal. Cuando vamos a comprar carne, nos surge la duda de elegir ¿carne roja o carne blanca?. La diferencia principal es, lógicamente, el color de la carne, que se debe a un pigmento rojo denominado mioglobina. Entre las carnes rojas destacaremos las de ternera, buey, cordero… Las carnes blancas  mas conocidas son las que provienen de aves como el pollo, el pavo, o de animales como el conejo.

Carne roja

Solomillo a la planchaLa carne roja suele proceder de animales adultos. Desde el punto de vista nutricional se llama carne roja a “toda aquella que procede de mamíferos”. Como decíamos anteriormente  , el color de la carne se lo da la su contenido en mioglobina, que en el caso de la carne roja es alto. Esta proteína se encuentra en el musculo y es una fuente de hierro, que es muy beneficioso para el organismo y de fácil asimilación por parte de nuestro cuerpo. Se recomienda la carne roja para mantener los niveles de hierro correctamente.

Carne blanca

Cortando Pollo carne Blanca Se le llama así por ser el opuesto a la carne roja. En su mayoría esta compuesta por carne de aves (exceptuando la carne de avestruz). La carne blanca suele proceder del pollo, del conejo y hay quien incluye el pescado. Lo nutricionistas definen esta carne como “toda aquella que no procede de mamíferos”. La carne blanca contiene menores cantidades de hierro pero en contrapartida tiene mayor concentración de proteínas de alto valor biológico y de rápida absorción. Su aporte de grasas cal organismo es muy bajo y tiene pocas grasas saturadas y colesterol.

Queda claro que cada carne aporta beneficios al organismo. Nuestra recomendación desde El Pabellón de la Carne es consumir de los dos tipos de carne, ya que cada uno aporta sus nutrientes específicos y que son necesarios para nuestro cuerpo. Tomarlos en su justa  medida es la clave.Carne de ternera y pollo

¡Buen provecho!